Los riesgos asociados a la limpieza extrema

A pesar de que muchos preferirían no tener que dedicar tiempo a las tareas de limpieza del hogar, y de que la mayoría sueña con que algún día el genio de la lámpara aparezca y le conceda el deseo de no tener que volver a hacerlo nunca más, lo de la limpieza es algo que al final a todo el mundo le toca en el hogar y puede que también el trabajo, pues no se debe olvidar, que gracias a muchas personas que se dedican a esta labor, todo permanece limpio, reluciente, y lo que es más importante, libre de parásitos y bacterias que podrían ser causantes de enfermedades. Sin embargo, para lograr los resultados adecuados, y tal y como indican desde Suministros Prodiklim, “el empleo de los productos adecuados en cada sector es importantísimo, pues solo de esta manera se conseguirán los resultados deseados y que no pongan en riesgo la salud de las personas que deben emplearlos ni la de los que posteriormente emplearán las instalaciones”.

Los riesgos asociados a la limpieza extrema

Y es que, las cifras indican que cada vez con más frecuencia, y fundamentalmente en el ámbito doméstico, el mal uso de los productos de limpieza hace que se acabe visitando el hospital para librarse de pequeñas intoxicaciones provocadas por la mezcla inadecuada de diferentes productos, así como con leves quemaduras en la piel derivadas del uso de productos extremadamente corrosivos sin emplear guantes y otro tipo de protección.

“En algunos sectores, como pueden ser el de la hostelería o las lavanderías, el grado de limpieza debe ser extremo, pues ninguno de nosotros comería en restaurante lleno de suciedad o llevaría sus prendas a una lavandería que se las devolviera con las mismas manchas. Y, precisamente, por ese motivo se suelen emplear productos de limpieza más concentrados y tóxicos que los de uso doméstico, que requieren de precauciones adicionales que eviten sustos” comentan desde Suministros Prodiklim.

En el ámbito industrial, las intoxicaciones y quemaduras por el empleo de estos productos suele ser menor, dado que lo usual es que las personas que se ven obligadas a trabajar con ellos reciban formación por parte de la empresa que alerte de los posibles riesgos a los que se expone, así como de la forma de evitarlos y proceder en el caso en que se produzca alguna situación que pueda poner en peligro su salud y la de los que están a su alrededor.

La limpieza, es necesaria, pero debe tenerse precaución con aquello que se está utilizando, evitando siempre las mezclas, consiguiendo de esta manera reducir riesgos.

Share This Post

Post Comment