Rodapín ofrece soluciones para el tratamiento y la aplicación de pintura en superficies oxidadas

Rodapín ofrece soluciones para el tratamiento y la aplicación de pintura en superficies oxidadas

Algunos factores que afectan directamente en el proceso de oxidación de metales, son los causados por las inclemencias meteorológicas como la lluvia y el viento. Todos ellos fomentan el proceso de oxidación que se produce con el paso del tiempo en muchas verjas, vallados y otros objetos. Además, otro factor que influye directamente en el proceso de oxidación de los metales es la exposición prolongada a la humedad, algo que se debe tener en cuenta cuando se trate un caso concreto.

El fabricante de herramientas profesionales para pintar Rodapin, con más de 65 años en el sector, aconseja como realizar un trabajo de restauración de materiales oxidados de forma adecuada y obtener así un resultado satisfactorio y duradero.

Antes de proceder a realizar el proceso se debe preparar el lugar, colocando papel protector de suelo para evitar manchar en el área de trabajo. Además, se debe usar guantes y mascarillas adecuados que eviten la exposición a los materiales con los que se tratará.

Procedimiento para el tratamiento de materiales oxidados
El primer paso a seguir a la hora de tratar un material con este problema, es examinarlo con detenimiento para ver el estado en el que se encuentra el objeto en cuestión para posteriormente proceder a la elección de las lijas, los rodillos y las brochas más adecuados a su estado.

Una vez se haya examinado el objeto se procederá a la retirar todo el óxido de la pieza. Primeramente se usarán lijas de grano grueso o incluso líquidos especiales para retirar óxido, todo ello depende del estado del objeto. Se realizarán movimientos circulares hasta retirar la mayor parte del material dañado, y luego se usará una lija con menor numeración y por tanto de grano más fino que asegurará un acabado mucho más refinado. Después, se limpiará cuidadosamente eliminando todos los residuos y el polvo que se hayan podido generar durante el proceso de lijado.

Otro paso fundamental es la aplicación de la pintura, para ello se debe elegir solamente aquellas específicas para metales, y en cuanto al tipo de rodillos para la aplicación de la pintura, se aconseja utilizar aquellos que se encuentren compuestos por espuma para lograr un acabado uniforme, evitando la aparición de marcas. Una herramienta muy útil son los mini rodillos, que gracias a su reducido tamaño llegan a superficies de difícil acceso.

Si se realiza este proceso correctamente, se podrá conseguir una restauración exitosa de objetos que parecían viejos e inservibles.

Share This Post

Post Comment