Nueva tendencia en decoración: puertas de cristal industriales

Nueva tendencia en decoración: puertas de cristal industriales

La decoración es una disciplina con ciclos que busca siempre innovar y adaptarse a las necesidades de cada casa y sociedad. Hoy en día, cuando el minimalismo es un hecho en prácticamente la mayoría de propuestas decorativas, entran por la puerta grande una opción para separar espacios o crear nuevos ambientes: las puertas de cristal industriales.

¿Por qué están triunfando? Tal como explican desde Cerrajería Geyma, esta nueva tendencia tiene mucho que ver con el espíritu de espacios abiertos y luminosos que se demandan en la creación de nuevas viviendas que cumplan con requisitos de bienestar y relax.

¿Cuáles son entonces las claves para este triunfo?

En primer lugar, las puertas industriales de cristal encajan perfectamente con un diseño minimalista. Su estructura de metal y el vidrio transparente crean líneas limpias y una estética contemporánea funcional.

A la hora de dividir ambientes, lo consiguen sin perder la sensación de fluidez y conexión visual. Lo mejor, para evitar perder espacio, son las corredizas o plegables que se adaptan a cualquier espacio sin sacrificar la sensación de amplitud.

“Es también una solución perfecta para tener una vista panorámica de jardines o naturaleza, fusionando el interior con el exterior de una forma única y limpia” explican después de escuchar este razonamiento en muchos de sus clientes cuando diseñan un espacio en zonas rurales.

Aunque el espacio sea pequeño, es una solución más que bien pensada, ya que permite que la luz fluya sin problemas y da ese toque de mayor amplitud y luminosidad.

En el caso de oficinas o despachos, son una opción perfecta para transmitir transparencia y colaboración entre empleados y clientes, pudiendo incluso personalizarlas con acabados o marcos distintos para adaptarlo a los colores y estilos más corporativos.

Para los decoradores, el contraste con elementos de madera noble es clave a la hora de hacerlas lucir. Con plantas, piedra y madera se crean espacios elegantes, armónicos y donde entrar es un placer sin que nada corte la mirada.

Y todo ello sin hablar de su ventaja principal: potencia la iluminación natural desde la originalidad y optimización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *