Consejos para lavar tus cortinas

Consejos para lavar tus cortinas

Las cortinas de tu hogar son un elemento fundamental, ya que no solo te ofrecen un toque decorativo y acogedor, sino que son un elemento que ayuda a proteger la habitación de excesiva luz o bien dejar pasar el sol o el viento.

Disponer de unas cortinas limpias y bonitas es muy importante, debido a que estas cortinas te ofrecerán un agradable frescor en las habitaciones de tu casa. Las cortinas en Málaga pueden ser de diferentes tamaños, colores o formas, y puedes elegir telas en Málaga para tus cortinas en función de la habitación.

Cómo lavar las cortinas

Si has optado por poner unas cortinas de tela en tus habitaciones, debes saber que es aconsejable lavar con cierta regularidad estas cortinas. Te contamos algunos consejos importantes para que puedas cuidar y lavar las cortinas debidamente.

Frecuencia de lavado

Un primer aspecto a tener en cuenta en el cuidado de tus cortinas es que lo hagas con cierta frecuencia. Lo más recomendable es que realices el lavado de tus cortinas al menos cada 3 meses.

De esta forma, se mantendrán limpias. Sin embargo, dependiendo del tipo de tela con la que estén elaboradas, es posible que las recomendaciones de lavado puedan variar. En tu tienda de cortinas en Málaga podrán asesorarte sobre este aspecto.

Revisa todos los elementos

Cuando descuelgues tu cortina para el lavado debes tener en cuenta que en función del sistema de colgado que lleve puede que tengas que quitar los ganchitos antes de meterla en la lavadora.

No obstante, en el caso de que la cortina lleve unos agujeros para introducir en la barra se podrá extraer y lavar normalmente, ya que suelen venir preparadas para la lavadora.

Cuida las condiciones de lavado

Antes de introducir la cortina en la lavadora es importante que hagas una buena revisión de las condiciones de lavado. En este sentido, es necesario que se realice una revisión para evitar introducir en la lavadora cortinas de color blanco junto a otras de colores vivos.

Es mejor lavar los colores por separado para evitar que haya transferencia de color en el proceso de lavado. El uso de vinagre o bicarbonato es también una forma de lograr un blanco extra y duradero en tus cortinas claras.

Elige un día soleado

Aunque no lo parezca, el día elegido para cambiar y lavar tus cortinas es importante. De esta forma, debes tratar de buscar un día soleado a la hora de lavarla. Esto es así porque en esos días será más rápido el secado de tu cortina y evitarás que se arruguen.

Utiliza productos específicos

Es posible que dependiendo del tipo de tejido de tu cortina tengas que hacer uso de productos específicos. De esta forma, te recomendamos que analices el tejido con el que está elaborada tu cortina y procedas a emplear productos que ayuden a limpiarla.

Sin duda, una cortina bonita siempre permitirá que tu oficina o habitación tenga un aspecto perfecto. Según puedes comprobar con unos cuidados básicos, tus cortinas lucirán siempre perfectas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *