Refranero, del en abril aguas mil al nunca llueve a gusto de todos

Pese a que el refranero español indica que abril es el mes de la lluvia por excelencia, lo cierto es que durante este otoño e invierno las precipitaciones han alcanzado cifras históricas y han causado incontables destrozos en propiedades públicas y privadas, así como en unas cosechas que constituían la mayor fuente de ingresos para muchas familias.

Y a falta de saber si esta primavera se reafirmará en el refranero o si por la contra traerá consigo un adelanto del verano. Adelanto, que ya sea dicho de paso, muchos esperan ansiosos mientras que a otros les hace temer por sus cosechas. Y es que, como tan sabiamente indica el refranero, nunca llueve a gusto de todos.

Refranero, del en abril aguas mil al nunca llueve a gusto de todos

No obstante, e independientemente de cuando caiga más agua o se produzcan más precipitaciones, lo cierto es que durante los meses más fríos y húmedos suelen aparecer en muchas viviendas humedades, unas humedades a las que no siempre se les otorga la importancia que realmente tienen.

Pero, ¿sabes cómo y por qué causas aparecen las humedades en paredes y techos de muchas viviendas?

Las empresas especializadas en humedades distinguen entre los siguientes tipos de humedades:

  1. Humedad por capilaridad, es una de las más comunes en paredes. La capilaridad es un fenómeno natural que consiste en la absorción de agua por materiales porosos, como los clásicos materiales de construcción.
  2. Humedad por filtración, producida principalmente en sótanos y semisótanos en los que los muros están en contacto directo con la tierra, provocando que la humedad se infiltre por presión y el contacto directo.
  3. Humedad por condensación, es otra de las más comunes en las viviendas, se produce por la acumulación de vapor de agua en el aire y por la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior.

Además de las anteriores, los profesionales comentan que en los edificios es común encontrar humedades en los fosos de los ascensores debido a que están situados en las cotas más bajas. Añaden, asimismo, que tratar un problema de humedad es importante no solo por motivos puramente estéticos, sino más bien para evitar posibles problemas estructurales en la vivienda y de salud a las personas.

Share This Post

Post Comment