Smartphone, Smarthome y también Smart garden

Smartphone, Smarthome y también Smart garden

Si las terrazas, jardines y balcones ya eran objeto de deseo antes de la pandemia, durante el obligado confinamiento aquellos que poseían uno de estos espacios abiertos al exterior se convirtieron en la envidia de extraños y conocidos.

Y es que, aquellos que poseen un jardín en su hogar, ya sea grande o pequeño, saben que sentarse al aire libre tras un largo día de trabajo proporciona el mejor relax que se puede obtener sin tener que abonar ninguna cantidad de dinero. Evidentemente, todo se puede mejorar, pero conformarse con lo que uno tiene es también una buena manera de acercarse a la felicidad plena.

En cualquier caso, tener un jardín implica tener que mantenerlo, algo que no siempre resulta tan agradable como el simple hecho de disfrutar de él sin más. Por fortuna, existen empresas dedicadas a estos menesteres, es más, probablemente, la empresa contratada para diseñar el jardín será capaz de proporcionar este tipo de servicios.

Asimismo, y tal y como comentan desde VR Paisajismo, “como no podía ser de otra manera, la tecnología también ha hecho incursión en el paisajismo, no solo a la hora de diseñar, permitiendo ver los resultados antes incluso de comenzar el proyecto, sino también a la hora de realizarlo y mantenerlo”.

Y es que, pese a lo que inicialmente la mayoría puedan creer, la domótica no es algo exclusivo del interior de los hogares, sino que sus aplicaciones en los jardines resultan de lo más útiles a la hora de regar, hacer extender un toldo para evitar la incidencia del sol, controlar fuentes y luces, e incluso algún que otro cortacésped remoto.

Los datos conocidos hasta la actualidad muestran que tras la pandemia se disparó la demanda de viviendas con jardín, probablemente por miedo a tener que enfrentarse de nuevo a otro largo confinamiento o para disfrutar del aire libre manteniendo la obligada distancia social para evitar contagios.

En cualquier caso, estos nuevos moradores, que poco o nada saben de malas hierbas, podas o riegos, agradecerán contar con ayuda para mantener el tan ansiado jardín en óptimas condiciones, al menos, hasta que se acostumbren.

No obstante, si el trabajo se torna harto complicado, la tecnología puede facilitar mucho las cosas. Y es que, un Smart garden es lo mismo que una Smarthome pero sin paredes ni techo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *