El ABC de la reforma del baño

El ABC de la reforma del baño

Con un mercado inmobiliario que no para de cerrar operaciones de compraventa se está creando una alta demanda en el mundo de las reformas.

Quien entra en una vivienda de segunda mano es habitual que se decida a hacer pequeños cambios antes de entrar a vivir, que actualicen el inmueble y, sobre todo, lo hagan al gusto de los que serán sus nuevos inquilinos.

Una de las peticiones más habituales que se encargan a los profesionales de este tipo de reformas es la actualización del baño.

Pero, ¿qué hay que saber antes de lanzarse a su reforma?

“Sorprendentemente, el baño es uno de los espacios que mejor hay que pensar en el momento que se plantea una reforma. Pese a que es una zona de paso en la que apenas se pasa tiempo, es el fiel reflejo de sus inquilinos. Hoy en día, además, también es necesario asesorar en eficiencia. Ahorrar en agua y electricidad es clave para las familias y debe formar parte obligatoria en los nuevos planteamientos” explican desde Moabita.

En faena, lo primero que es necesario hacer es asumir el espacio y planificar la mejor forma de adecuar la nueva imagen a la realidad de la superficie.

  1. Elegir los sanitarios acordes con los espacios: actualmente hay en el mercado una serie de sanitarios que se adaptan a todo tipo de superficies y espacios. Más grandes, pequeños, con distintos colores e incluso con diseños más vanguardistas, dependerá de la imagen final que quiera darse el seleccionar unos u otros. Ante todo, es necesario tener claro cuál es el espacio que deben ocupar y que, entre ellos, exista una coherencia que no rompa la armonía.
  2. El alicatado va a ser clave: elegir unos azulejos perfectos para el baño es todo un reto. Hay una serie de materiales de moda que suelen tenerse en cuenta. El mármol, silestone o incluso los cerámicos son opciones a tener en cuenta, pero dependerá del presupuesto y de la gama cromática que quiera incorporarse. Lo importante es pensar en cómo hacer que el baño sea luminoso – normalmente no suelen tener luz natural – e incluso que la gama cromática agrande visualmente la estancia.
  3. El plato de ducha o bañera, acorde con el espacio. Hoy en día, por suerte, la oferta de medidas es muy amplia y se puede encontrar lo que se busca y encaja.
  4. Grifería, mobiliario y espejos: estos pequeños detalles, que se incorporan después de dar forma a lo que se considera base de la estancia. Estos detalles serán los que den un toque personal al conjunto. Elegir espejos que puedan incrementar la luz de las lámparas elegidas es importante.
  5. Buscar la forma de ahorrar en agua y electricidad gracias a grifos que sean más sostenibles o incluso lámparas de bajo consumo es siempre una buena opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *